Header Ads

Herramientas aisladas ¿Cuándo y por qué? | Smarttip

Herramientas Aisladas

Existen un gran número de trabajos que implican el riesgo de contacto involuntario con la electricidad. Desde una sencilla tarea en nuestro hogar hasta trabajos de gran envergadura como construcciones, todos ellos, involucran el peligro de electrocución.
Por lo general, la mayor exposición al realizar estos trabajos se presenta al momento de ejecutar tareas manuales, ya que nuestras manos representan estadísticamente el principal agente de contacto entre nuestro cuerpo y los conductores, u otros objetos cargados de electricidad. De no tomar las precauciones de seguridad razonable, este factor de riesgo, puede ser fatal.
Con el objetivo de minimizar o eliminar este factor de riesgo, se han diseñado herramientas, instrumentos y elementos de protección personal que brindan protección contra descargas eléctricas. Entre estos se encuentran las herramientas aisladas o aislantes.

¿Cómo es una herramienta aislada?

Las herramientas aisladas cuentan con una base de acero, la cual es cubierta con una capa aislante de alta calidad y fuertemente adherida al instrumento, con un alto nivel dieléctrico. Adicionalmente, se le superpone el recubrimiento de material plástico que le da la presentación final a la herramienta, brindando a su vez un agarre ergonómico.

¿Qué hace que una herramienta sea considerada “aislada?

Una primera aproximación, es su composición tal como fue descripta arriba. El diseño de estas herramientas permite utilizarlas, en general, en sistemas de niveles de hasta los 1000V. Algo que podemos verificar con el sello de cumplimiento de la norma calidad que identifique al fabricante.
Partes de una Herramienta Aislada – Pinza

¿Cómo se fabrica una herramienta aislada?

A continuación describiremos a grandes rasgos el proceso de fabricación, que puede variar de acuerdo a diferentes parámetros de fábrica en fábrica.
La primera etapa de la fabricación es la forja en frío de la herramienta, para ello se utiliza un proceso tecnológico de dos fases que incluye el recocido, fosfatado, y contracción de la pieza.
Como segundo paso, se emplea una máquina especial de torneado CNC para obtener en el tamaño requerido, que está en conformidad con la norma.
Seguidamente se realiza el lijado, la limpieza de la superficie antes del cromado es importante en aras de la calidad y la protección de la pieza.
El cuarto paso es el cromado, el cual proporciona la protección contra la corrosión, el desgaste y otros daños mecánicos. Al mismo tiempo le da al producto un acabado brillante.
Como fase final se realiza el doble recubrimiento. En primer lugar se somete la pieza al desengrasado en un recipiente de acetona. Seguidamente se sumerge en un líquido especial que activa su propiedad adhesiva. Para el proceso de plastificado de la aislación, se coloca la pieza en un horno de cámara especial para el calentamiento, e inmediatamente es sumergida en el material aislante. Antes de la segunda capa de plástico para la terminación, la pieza se gelatiniza en un horno a temperatura preestablecida. Luego, se aplica un segundo recubrimiento de plástico para la terminación, el proceso de gelatinización se repite y el revestimiento de material plástico final, da a la pieza el espesor definitivo de un revestimiento de dos capas.
Natualmente, para las herramientas aisladas, es necesario un procedimiento de control de calidad.

¿Cómo se verifica la calidad de las herramientas aisladas?

  • Prueba de dimensiones: durante esta prueba se debe comprobar que la herramienta cumpla con las medidas especificadas en la norma de referencia.
  • Prueba de impacto: esta prueba se realiza a temperatura ambiente y en frío. Se somete la herramienta durante 2 horas, a una temperatura de -25 °C. Esto con la finalidad de reproducir la energía de un impacto producido por la caída de la herramienta desde una altura específica y comprobar que la herramienta no se resquebraje o quiebre.
  • Prueba dieléctrica: esta prueba se realiza luego de la prueba de impacto. La herramienta es sumergida en un recipiente húmedo por 24 horas, para luego verificar su resistencia de aislación a 10 kV, para su uso seguro a 1000 A.C. – 1500 V D.C., como máximo.
  • Prueba de penetración: la herramienta es sometida a una temperatura de 70 °C por 2 horas. Luego se le aplica una tensión de 5 kV durante 3 minutos y se le aplica en simultaneo, una fuerza de 20N sobre el aislamiento. Esto para comprobar la resistencia del aislante frente a un aplastamiento o perforación.
  • Prueba de adherencia: se somete la herramienta a 70 °C por 168 horas. La idea es verificar la adherencia del material aislante a la herramienta.
  • Prueba de propagación de llamas: se expone la zona aislada de la herramienta a una llama controlada por 10 segundos, para comprobar que el aislante no propaga el fuego.
  • Prueba mecánica: durante esta prueba se verifica la dureza, la resistencia a la flexión, a la torsión y al corte de la herramienta, tomando en cuenta las especificaciones de la norma y del fabricante.
  • Prueba de resistencia del marcado: el objetivo de esta prueba es validar que el marcado de la herramienta sea legible, sin importar los roces que sufra.

Certificación de las herramientas aisladas

Las herramientas que cumplen con lo establecido en la norma, deben indicarlo, portando el símbolo internacional que así lo certifica.
Símbolo para Herramientas Aisladas que cumplen con la norma IEC 60900
La utilización de estas herramientas es común. Las herramientas aislantes, gracias a su material dieléctrico, evitan que la corriente eléctrica haga contacto con las manos del usuario, en caso de que se presente una descarga. Es importante resaltar que sólo la parte de la herramienta para la sujeción o agarre, cuenta con la protección aislante de energía. Es por ello que algunas herramientas brindan una protección adicional, conocidas como guardas integrales.
Las guardas integrales funcionan como barreras, para evitar que las manos resbalen y hagan contacto con el extremo no aislado de la herramienta. Es importante tener en cuenta que, si bien las herramientas aisladas cumplen una función importante en la seguridad, es necesario complementar su utilización con otros EPP como cascos, guantes dieléctricos, etc, según la tarea desarrollar.
Herramienta Aislada con guardas integrales

Herramientas aisladas más habituales

No existen una lista única para cubrir las necesidades de los usuarios ya que, en cuanto a trabajos que requieren el uso de herramientas aisladas, existen una gran variedad de las mismas. Entre las herramientas más utilizadas nos encontramos los alicates, pinzas, llaves fijas o ajustables y destornilladores.Todos estos tipos de herramientas poseen el mismo principio de diseño y elaboración ya descrito. Dependiendo de la marca o casa fabricante, el modelo y color del área de agarre o sujeción puede variar.

Consideraciones para el uso de las herramientas aisladas:

• Si es posible, corte la energía eléctrica del área o equipo de trabajo con el que debe interactuar
• Sólo utilice las herramientas que presenten el símbolo internacional oficial de capacidad nominal de 1000V
• Al momento de trabajar con alguna de las herramientas, evite hacer contacto con la parte no aislada de la misma
• Inspeccione siempre la herramienta antes de comenzar su trabajo, verifique especialmente que la zona de sujeción mantenga en buen estado su recubrimiento aislante
• No emplee la herramienta en trabajos distintos, para los que fue diseñada
• Mantenga las herramientas en buen estado, limpias y libres de cualquier sustancia contaminante
• Si el trabajo a desarrollar lo requiere, utilizar los EPP que sean necesarios y complementarios

Fuente: De Máquinas y Herramientas

1 comentario:

Con tecnología de Blogger.